Uncategorized

El nivel del mar es más elevado de lo que se creía

Un error en un satélite enmascara durante décadas los datos reales de la altura de la superficie del mar. Ahora crece 3,9 milímetros por año, casi el doble que hace 25 años.

A medida que la Tierra se calentaba y los glaciares y las capas de hielo se descongelaban, décadas de datos de los satélites parecían demostrar que la tasa de elevación del nivel del mar se mantenía estable o, incluso, decayendo. ¿Cómo es eso posible? Durante años, las estimaciones de los científicos iban en contra de los datos proporcionados por una misión conjunta entre Estados Unidos y Francia que comenzó a recolectar datos a finales de 1992, la TOPEX / Poseidon. Todo era fruto de un error en la calibración.

Pues bien, ajustar los datos para eliminar ese error sugiere que los niveles del mar están aumentando a tasas más altas cada año, según el experto en teleobservación de la Universidad de Colorado Boulder, Steven Nerem, quien lidera el reanálisis.

El equipo de Nerem calculó que la tasa de aumento del nivel del mar aumentó de aproximadamente 1,8 milímetros por año en 1993 a aproximadamente 3,9 milímetros por año hoy como resultado del calentamiento global. Además del error de calibración por satélite, su análisis también tiene en cuenta otros factores que han influido en el aumento del nivel del mar en las últimas décadas, como la erupción del Monte Pinatubo en Filipinas en 1991 y el reciente patrón climático El Niño.

Los resultados se alinean con tres estudios recientes que han planteado preguntas sobre las primeras observaciones de la altura de la superficie del mar. “Cualquiera que sea la metodología, todos llegamos a las mismas conclusiones”, dice Anny Cazenave, un geofísico del Laboratorio de Estudios de Geofísica Espacial y Oceanografía (LEGOS) en Toulouse, Francia.

En un análisis publicado en Geophysical Research Letters en abril, el equipo de Cazenave anotó las diversas contribuciones a la elevación del nivel del mar, incluyendo la expansión resultante del calentamiento de las aguas oceánicas y deñ deshielo en lugares comoGroenlandia. Sus resultados sugieren que las mediciones altimétricas satelitales fueron demasiado altas durante los primeros seis años que se recolectaron. Después de este punto, los científicos comenzaron a usar el sensor de respaldo de TOPEX / Poseidon. El error en esas mediciones tempranas distorsionó la tendencia a largo plazo, enmascarando un aumento a largo plazo en la tasa de aumento del nivel del mar.

El problema fue identificado por primera vez en 2015 por un grupo que incluyó a John Church, oceanógrafo de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Sydney, Australia. Church y sus colegas identificaron una discrepancia entre los datos del nivel del mar recopilados por los satélites y los de los mareógrafos dispersos por todo el mundo.

Para identificar qué había salido mal con las mediciones de satélite, Nerem y su equipo compararon primero los datos del satélite con las observaciones de mareógrafos que mostraron una aceleración del aumento del nivel del mar. Luego, los investigadores comenzaron a buscar factores que pudieran explicar la diferencia entre los dos conjuntos de datos.

El equipo finalmente identificó una calibración menor que se había construido en el altímetro de TOPEX / Poseidon para corregir cualquier falla en sus datos que pudiera ser causada por problemas con el instrumento, como envejecimiento de componentes electrónicos. Nerem y sus colegas no estaban seguros de que la calibración era necesaria y cuando la retiraron, las mediciones de la elevación del nivel del mar en los primeros años del satélite se alinearon más estrechamente con los datos del mareógrafo. Los datos de satélite ajustados mostraron una tasa creciente de aumento del nivel del mar a lo largo del tiempo.

Si el aumento del nivel del mar continúa acelerándose al ritmo actual, según Nerem, “los océanos del mundo podrían aumentar unos 75 centímetros durante el próximo siglo”. El mensaje es bastante claro. La humanidad necesita reducir su producción de emisiones de gases de efecto invernadero,  y rápidamente.

Artículo anteriorSiguiente artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *